14 - "El Catorce"

*Suena el teléfono*… -“Hello

- “Buenas tardes mi nombre es ******* y lo estoy invitando a El Catorce….

En fin, algunas veces la cagamos en San Valentín, y sin cuidado, llevamos a nuestra pareja al sitio equivocado. En otras, el ritmo cardiaco baja más rápido que el grappa, la pasta en la mesa se ve guapa, y entre el beat del fondo, quien te sirve y no te conoce, es quien mejor te habla. El vino te está #HablandoClaro y la invitación desde un inicio fue algo claro; eres de los pocos por probar la creación de la semana, ¡*snapchat*!, le envías una foto de un restaurante underground a todos los panas. La conversación está nítida, algo de comida después de algo que no recuerdo, y luego algo así, rápido, de comida que supuestamente es buena, pero yo no estoy de acuerdo. Más vino, y de la nada caigo en tempo, shot!, todo sabe mega-violento. Y como dice “El Catorce”: “Agua ardiente y vino puro dicen las antiguas leyes, que tomen agua los bueyes, que tienen el cuero duro y yo que lo tengo blando, un traguito estoy deseando.”

Vaca.

Bienvenidos a “El Catorce”.

Te informo, esto no es un “déjame tocar aquí y entrar pa’ ver si nos comemos algo rico”. En realidad, me fascina esto, esta aventura; el proceso, la tensión, el momentum. Es como cuando pides algo que has querido por Amazon pero no sabes cuando exactamente te va a llegar por correo y estás todos los días, todo el día, dándole “refresh” a la orden pa’ ver si ya está de camino. ¡Chibby! Te explico, pero pendiente a cada detalle:

Para ir a “El Catorce” tienes que comprender a “El Catorce”. El nombre te lo dice: esa es la cantidad de personas que entran por evento. Conclusión: NO TODOS ENTRAN. Este es un restaurante a puertas cerradas con establecimiento en el área metro. No recuerdo en que piso queda, pero no estás cerca a la tierra. Para entrar, tienes que llamar o textear y alguien baja a buscarte. ¡Ding! Llega el elevador, alguien te dice que lo sigas y lo único que piensas es: “…¿Yolo?” y si estás acompañado le dices telepáticamente a la persona: “Tú primero.

Estás ahí. Respira. Se abren las puertas, la jefa te dice “****** *********” y… Con base argentina e incorporación de la cocina italiana, en “El Catorce”  logra para el público lo que muchos restaurantes intentan, pero no logran, posiblemente por que no pasaron álgebra, o la pasaron pero se copiaron. He aquí la formula:

Excelente comida + (excelente servicio x excelente ambiente) + excelentes clientes = Exitazo.

Queso.

El chef, *******, decide lo que hay en el día y el sommelier Pablo del Nido, de Mendez & Co., decide con que se parea la degustación de la noche, junto a ese “feeling” en el ambiente que te dice: “Estás en casa”. Desde artes en exhibición, queso y harina en una mesa, una vaca gigante que te observa, música melaza, y un ambiente de revista, salen los aromas de la cocina y bingo, no hay vuelta atrás. Y claro es, esto es lo que buscamos los que nos gusta probar cosas nuevas y dejarnos llevar por las aventuras.

*******, el chef, es como nosotros. Hacemos cosas diferentes y no tenemos miedo a que la gente nos juzguen porque nos sentimos seguros. ¿Y sabes porqué lo digo? Por la misma razón que el mejor arroz con habichuelas lo hace tu abuela. Y no, no es por el sazón. Es porque lo que hacemos lo amamos, y lo sabemos hacer bien sexy. Pero en su caso, él sabe como hacer una experiencia en su lugar, enamorarte con el arte e hipnotizarte con su comida. Todos los platos son hechos en la casa desde el inicio. Los especiales de ******* son los raviolis hechos en casa, rellenos de espinaca y queso ricotta con una yema de huevo, acompañado por vegetales salteados y mantequilla de trufas. También de aperitivo tiene las mollejas a la milanesa con salsa criolla argentina y pesto de perejil. Y jejejeeeeee… el postre. Geezus... Chocolate con uvas congeladas y grappa.

No es por na’, pero suena sencillo, pero:  ¿A qué no pensaste en eso antes?

Chocolate, uvas y grappa.

Además, tiene una sopa de tomate que te vuela la boca en cantos. El otro día estaba viendo House of Cards y mano, esa era lo que exactamente quería. Es media adictiva. Diablo, quiero sopa de tomate.

El Catorce” es un lugar extraordinario y se lo recomiendo a todos aquellos que desean tratar el #21 en la lista de la lista de 20 Oportunidades Gastronómicas Locales Que No Te Debes Perder. Este surge con la intención de atravesar las barreras gastronómicas en Puerto Rico, ya que no es común este tipo de emprendimiento gastronómico. Tienen ideas geniales y buscan seguir creciendo, fusionando, experimentando, logrando. Les deseo éxito y fortaleza, porque son fe-no-me-nal. Si deseas más información y/o entrar a la sentada de esta semana, no pierdas tiempo y comunícate ya. No es tan difícil.

Puedes conseguirlos al 939-640-8835 o por email: eldiezmascuatro@gmail.com.

Vino.

p.s. El chef se llama Mariano y la jefa se llama Lourdes.

Atentamente, La Mafia, Puerto Rico

--- Síguenos en:

Instagram: @lamafiapr Facebook: La Mafia, Puerto Rico

Sigue a "El Catorce" en Facebook. Oprime AQUÍ.