BETA

¡Descarga nuestra aplicación versión BETA para tu plataforma móvil!

 
GooglePlayBadge.png
 

Escrito libre. 

Mejor morir con la verdad a morir desinformado. Nosotros, bueno, en este caso yo junto a La Mafia, Puerto Rico nos hemos enfocado en crear una red de conceptos gastronómicos locales para quienes aman la comida y comprenden que la nutrición no es solo física. Creo fielmente que la comida transmite vida, energía y emoción. Entendemos que comer no es abrir y cerrar la boca, sino que es una máquina de tiempo y espacio que te lleva donde tu memoria es capaz de recordar y revivir. La comida puede ser un momento de felicidad, gratificación,  conexión, instante, como también un mal rato.

Aprovecho el espacio para recalcar que durante un año y un mes, fuimos una iniciativa sin fines de lucro, es decir, sin ganar ni un chavo. ¿Quién cará’ hace eso? Dicen que los locos. ¿Los locos?… No estoy loco. Hoy día, nuestros servicios tienen un valor lo que ha provocado que nuestro movimiento de contenido y expansión haya disminuido por casi un 180% desde nuestro cambio: menos artículos, menos posts, etc. Desde nuestros inicios hemos resaltado de manera gratuita nuestra cultura, impulsado la economía local, creado orgullo dentro del contenido gastronómico puertorriqueño; todo esto con 2 cámaras, una computadora y un celular en el bolsillo. "Que si las cosas están malas"... Definitivo. No cabe duda. Pero esta caída es buena… En realidad, es súper buena.

Si las cosas están malas, significa que las inversiones de todos deben de ser inteligentes. En la gastronomía local somos lo ideal; hemos logrado un retorno a base de la inversión inicial, en casos haciendo que negocios reciban hasta un 150%+ del valor invertido. En muchos casos, desconocemos el retorno de los negocios (pues muchos conceptos no están entrenados para recopilar información de sus nuevos clientes). Sin embargo, tenemos información como: aumento de clientes potenciales en las redes sociales interesados en los productos e historia del concepto, porcentaje del compromiso de los seguidores, interacción interna en el artículo y en nuestro blog, data sobre data. Como dice un amigo, hipotéticamente tenemos información y proyecciones que pueden ayudar a los conceptos a re-enfocarse y dirigirse en la dirección correcta gracias al tiempo, geografía, demografía y producto. Pero como esto no promete algo fijo, puede significar: depende. Hay quienes esto les importa y hay quienes no. Aprender esto no tomó 1 mes ni un hashtag, esto tomó meses de recopilación de información, estudios, hipótesis y conclusiones. Esta información puede beneficiar a cualquier restaurante local que decida dar el empuje y tomar acciones sencillas, como también perjudicar a ese que cree en una dirección diferente e irreal. 

Por ejemplo: Entra un cliente nuevo a un restaurante luego de una publicación en las redes sociales, un artículo de periódico o en La Mafia, Puerto Rico, sobre el cual el restaurante está consciente de la misma. El empleado debe conocer de la publicación y recibirá con ánimos al cliente con un buenos días/tardes noches, algo así (best-case scenario); 


Empleado: “Buenos días, ¿Cómo se encuentran hoy?”

Cliente:  “Buenos días, todo bien. Para 2…”

El empleado reconoce que es la primera vez, pero para asegurarse complementa con: “¿Primera vez que nos visitan? ¿Cómo saben de nosotros?”


Aquí entra el efecto humano. Comienza la interacción improvisada para conseguir información. La conversación puede dirigirse en cuatro vertientes básicas: 

A.) El cliente dice que es la primera vez y que sabe del restaurante a través de: la promoción que vieron en Facebook, periódico, como también puede ser que alguien lo recomendó. Al recibir esta información, el concepto podrá crear una tabla sencilla donde diariamente apunta de dónde/cómo/porqué vienen sus clientes. Con esta información puede reconocer las herramientas que le funcionan. De esto hablaremos en un futuro en otro artículo.

B.) El cliente dice que no es la primera vez, pero lo vió en una publicación sin ofrecer más detalles. Este es el mayor riesgo de cualquier inversión de este tipo: El limbo. Nosotros le llamamos  “el limbo” a ese espacio de memoria en nuestra realidad donde se pierde la información por razones desconocidas. La efectividad de la publicación fue eficiente mientras el proceso cognitivo del individuo caduca. Se paraliza sin entendimiento que lo dirige al acto de la verdad, de la mentira o de “el limbo”. Sabe, pero para nosotros no ya que no nos informa nada. Apúntalo en la tabla.

C.) El cliente dice que ha venido anteriormente. Aquí el empleado le refresca la memoria con los mejores platos y cócteles de camino a la mesa. Sencillo. Apúntalo en la tabla.

D.) El cliente es un badtrip que no le importa nada y ni contesta mientras te señala la cantidad de personas con los deos. Fin. Apúntalo en la tabla.


En todos los negocios hay riesgo. Pero, ¿por qué no ser proactivo e informarse y educarse sobre de dónde provienen los clientes? ¿Porqué le damos énfasis a esto? Sabemos de casos donde varias personas han visitados conceptos semanalmente y al nosotros comunicarnos con el restaurante, el restaurante desconoce. Wow, nos quedamos a-no-na-da-dos. Y eso que trabajé en restaurantes y no me había percatado de este fenómeno. Pero como establecí, en todo negocio hay riesgo. Desde uno económico, ambiental, administrativo y/o personal. También, hemos creado proyectos con conceptos de confianza para estudiar nuestro mercado, y lanzar publicaciones con propósitos investigativos. En resumen, somos muy efectivos. Desde conseguir clientes potenciales hasta ayudarles a generar ingresos constantemente. Con esto quiero decir que no fue una sola publicación gigante y me olvidé de ti. Sino que según nuestro ciclo, todos los conceptos tendrán su oportunidad de impactar mediante nuestras fuentes: por medio del efecto revista. Es como esa revista vieja que ves en la oficina del médico. Las personas vuelven a nuestros perfiles para ver diferentes opciones, incluyendo aquellas de hace 30, 40, 50 semanas.

 

Por ejemplo: Antojos Foodtruck es un concepto que debido al auge de los foodtrucks nos ha permitido experimentar junto a su equipo con su contenido, enfoque y estética. Desde el primer cambio, la incorporación de BeWaffled en su camión en un evento, el mundo los mira de una manera diferente. Bing! Sus ventas han fluido más, el cliente vuelve y no dejan de invitarlo para los eventos. La reducción en la complejidad del menú familiariza al cliente provocando que no caduque en su decisión, haciendo que las órdenes se acaben en menos de una a dos horas. Bing! Desde que nuestra aplicación versión BETA salió ya han recibido varios clientes nuevos (siempre preguntan ya que han incorporado el proyecto de recopilar información sobre el cliente). Bing! Ok. Con solo darnos la oportunidad se ha podido sentir el crecimiento en el entorno y entendí que no es la creación gastronómica, es la unión sin competir entre opiniones. Ellos expandieron nuestras oportunidades. Así que gracias a Antojos Foodtruck por permitirnos trabajar junto a ellos en momentos de desconfianza nacional. Gracias.
 

Hace poco tuve una corta e intensa conversación con Erik “Chicho” Rodríguez sobre su viaje a Japón y su éxito en talleres de improvisación como “Improv Al Cubo” junto a sus compañeros Helena Ramírez y Esteban Ruiz. Erik me cuenta de manera profunda sobre la admiración de los japoneses hacia el talento del prójimo, competidor, rival o como desees llamarle. Me explicó que en la cultura japonesa el triunfador no celebra, ni se va guillao’ al ganar. Recalca que el respeto mutuo es natural y que no hay que forzarlo. Ahora, ¿será que eso hace falta? ¿Será que vemos la comida como una fuente de ingreso y auto-superación impulsada por pasión? ¿Será que no comprendemos que tenemos 1 de las 3 armas (comida, medicina, arte) más poderosas para crear algo positivo? ¿Cómo les va batallando solos? Sueño con un día ver estas fusiones de talentos con el fin de explotar cabezas y crear momentos inolvidables. No solo hacer dinero, sino hacer historia.

 

Ahora, nosotros llevamos un año en este proyecto y solo hemos visto varias fusiones entre conceptos apoyándose mutuamente. Bluefin y Bros Brewhouse, Avocado y Sr. Paleta, Antojos/BeWaffled/Rare Candy, Pinche Pancho y Barvolento, Raúl Corre de Zest y Xavier Pacheco de La Jaquita Baya, One Ten Thai e Isla Pops… ¿Porqué más restaurantes no se están uniendo? Pero… ¿No apoyamos lo local? ¿No queremos apoyo? Yo quisiera ver a dos foodtrucks unirse y crear algo espectacular. A restaurantes mezclarse. A unirse.


En definición, nuestra intención como La Mafia, Puerto Rico en nuestra isla es algo así: somos esa chispa de luz que alumbra y calienta a lo lejos en la noche oscura y fría. La ves, la reconoces, la quieres, pero no sabes los riesgos que hay que tomar para llegar a ella aunque su resplandor te haga sentir esperanzas y fe. Te da miedo, desconoces del verdadero amor entre el camino y el destino. La duda crece y la seguridad tiembla. Pocos deciden salir del asiento y caminar en la oscuridad, pagando el precio de la soledad ciega, de la congelación propia y el adormecimiento de los pies al moverse en contra del viento y de la esperanza en que mañana sea un día de calor, como la luz que alumbra a lo lejos. Por otro lado esa sábana congelada de poliéster que te ha salvado por un tiempo, pero el tiempo corre y se acaba. Son esos que te arropan fuerte cuando ves la chispa y te dicen: "El frío esta fuerte pero te daré sábana cuando ésta se te dañe, comida, té y medicinas pero nunca intentes ir tras la luz; no vale la pena porque al final del día, no sabes del camino que quema o congela y tú no quieres ser parte del descontrol que desconoces. Ven, toma té y cuéntame de ti.

Ahora, ¿cuál prefieres? ¿Ir tras la luz con la posibilidad de que mañana sea un día soleado y de calor constante? ¿O dejar que te arropen y te calmen, mientras te enfermas y te curas periódicamente? ¿Te suena similar?

 

A nosotros no nos importa lo que diga la gente de nosotros como individuos. A nosotros nos importa que sienta la comida, lo que sienta la gente al probar, al experimentar, al compartir, al sonreír gracias a un delicioso plato. Nos importa el desarrollo de cualquier talento nativo y la historia por venir. ESO es lo que realmente nos importa. #HablandoClaro, en ocasiones comer es lo mejor que nos pasa en el día. Arropados en notificaciones y mensajes de texto, ansiosos por calmar nuestro desorden, nuestra serotonina y oxitocina se desbalancean y comienza el caos. Buscamos donde no existe, le damos refresh a lo que ya está refrescado y no sabemos cómo mirar a los ojos. Y si nos miran a los ojos, nos perdemos.

(Munchies break…)

 

Hace poco lanzamos nuestra aplicación versión BETA. Luego de meses llenos de ansias, pudimos lograr una de nuestras grandes metas. No como equipo, sino como familia. Hay que mencionar que las oportunidades que nos brindaron los conceptos gastronómicos son unas inolvidables y marcaron nuestro camino y fueron la luz que nos permitió seguir. ¿Qué si las cosas han cambiado? Definitivo. Pero seguimos pa’ ante y positivos. Cuando hablamos de familia, no es de nuestro núcleo como empresa, sino de la idea en conjunto. Quienes trabajan por esta visión, los restaurantes, los foodies, los colaboradores, nuestros seguidores y nuestro país. El día que salió nuestra aplicación fue uno de los días más raros de mi vida. La noche anterior hice la presentación oficial del BETA a personas seleccionadas para verla antes de tiempo, como también para saber hacia donde nos dirigimos. Esa noche terminé en el Viejo San Juan metiéndole duro al bícep, olvidándome de varias cosas y comenzando de nuevo. Un año de mucho trabajo y celebrando los que vienen. 

Suena. 58 textos, más de 99 notificaciones en todas las redes y docenas de emails. ¿Qué carajos hice…? Advil… Gulp.

 

...

El BETA ha sido la mejor herramienta para conocer a nuestro público, como también para trabajar más fuerte para que los usuarios puedan tener la mejor información en todo momento. Los usuarios nos han reforzado ideas que pensábamos que era innecesarias y creado seguridad las que están de camino desde un inicio. Esperamos con los nuevos updates poder incorporar nuevas características como una barra de búsqueda directa, encuentro de oportunidades más cercanas a base de localización, notificaciones en masa, entre otros. En nuestra aplicación para plataformas móviles, iPhone y Android, puedes encontrar las mejores opciones gastronómicas según La Mafia, Puerto Rico utilizando nuestro filtro especial. ¿Dónde estás?, ¿Qué quieres comer? y la mejor… ¿Cómo te sientes? Hemos creado una fórmula que bajo un efecto embudo te lleva al escenario perfecto y querido. Esta fórmula ha revolcado el avispero y ya nos ha llegado la noticia que otras plataformas y aplicaciones estarán tomando el mismo camino: incorporando las emociones y situaciones de la vida real dentro de una aplicación.

Muy bien por todos. ¿Cómo les va ahí?

 

Fue a finales de julio de 2014 donde surge esta idea de crear una base de información gastronómica de restaurantes locales para el público boricua. Me encontraba en la playa con hambre, planificando los munchies perfectos. Entro a las plataformas existentes y…

¡LONGH***!

'Pérate… Lo que quiero es un buen burger.

¡ON THE BOR***!

'Pérate coño que lo que quiero es un burger…

¡CHI***!

Cállate la cara y dime donde están los mejores burgers de aquí… 

 

Comprendí en microsegundos que la valorización de nuestra cultura gastronómica ha sido arrancada de raíz por conceptos extranjeros y peor aún, lo habíamos permitido. Comencé a seguir páginas con enfoque culturales y a enfrentar una realidad que muchos no desean. Estudié el efecto de las cadenas extranjeras en nuestro país, incluyendo a las megatiendas y farmacias estadounidendes. Empecé a sentir un amor profundo por cualquier creación nativa, por cada marcha humanitaria, por cada exclamación del pueblo puertorriqueño, cada río, cada escultura, cada lluvia, cada pique, cada vegetal, cada sonrisa, cada mirada, cada sentido, cada conexión, cada igualdad, cada… Todo. Y dentro de todo he encontrado seres igual que yo, escondido en los rincones de la opresión por el poliéster, donde fueron mencionados una vez y luego olvidados. Haciendo cambios, haciendo arte, haciendo teatro, haciendo cultura, haciendo tiendas, haciendo figuras. Es el 2015 y digo que mi ser del 2013 no sobreviviría el presente. Era completamente necesario pasar por todo este camino para comprender cosas más allá de negociaciones estándares. (Si eres un empresario o piensas tener un negocio comprende esto): No todos comprenderán tu visión, no todos querrán hacer negocios contigo, no todos seguían a Gandhi y no siempre habrá una razón. No es tu culpa, así que no mires pal’ lao’ y toma riesgos. Los riesgos son lo que han hecho La Mafia, Puerto Rico sea quienes somos. Desde hacer una campaña para promover la compra local, hacer un video de gente dándose chinazos, involucrar ropa local creando mercadeo-cruzado, poner a una mujer mega sexy comiéndose un macaron, y teniendo a medio Instagram rompiéndonos los cristales como los fanáticos de los Leones de Ponce, hasta apoyar incondicionalmente a todos aquellos conceptos gastronómicos que lo necesitan artículo tras artículo.

 

Volvemos. 

No hice nada mal. Sólo tomé decisiones con dirección y sentido. Aunque para muchos esto es completamente irrelevante, es bien complejo cuando te encuentras iniciando una empresa en un país en crisis económica, social y cultural. Hace poco estuve en una conversación donde una de las personas con más potencial empresarial en nuestro país me dijo… “Se me está haciendo bien difícil seguir siendo y pensando que es posible”. Detente.  

 

3… 2….1… 

Si conoces personas a tu alrededor luchando por algo aquí en Puerto Rico, puñeta apóyalos. Reconocemos que no es fácil vivir aquí. Hasta Sloth de The Goonies sabía hacerlo. Comprende que todos somos un impacto de cambio viviente esperando nuestro momento por tirarla de tres y encestarla. Pero desde las gradas no tienes break y si no tienes break, no hables y déjame a mí jugar. I GOT THIS. Luego ves a estas personas que se joden bien duro mirando pa’ lante y se atreven a decir que se han olvidao’ de uno. Después del BETA, mi itinerario ha dado un giro 180 grados y me tardé como 1 semana en escribir esto porque apenas tengo tiempo para mí. Ahora… ¿Porqué nos tardamos tanto en tirar el app? 

 

Ahora al 2014…

En el comienzo, hice pactos con las personas equivocadas donde pensé que la confianza podía ir más allá de un cheque y lanzarnos hacia el éxito. Creí que con paciencia y pasión las cosas podían resolverse, pero la inactividad y reacción a las situaciones no eras las mejores. Luego de 9 meses de espera por un “beta”, no recibí nada. Recibí una gran factura y chantaje. Aunque fue menor, comencé un proceso legal productivo por salvar la idea de La Mafia, Puerto Rico. Invertí todo mis ahorros, tomé un pequeño préstamo y pagué las consecuencias. Me envolví en un ciclo vicioso de trabajo vago y poco progreso. Me sentí en un reloj sin sincronización natural esperando a que algo suceda y apenas sabía que hora era. Algo así como el caso de Facebook pero yo era uno de los rubios que estaba en el equipo de remo que salió con la idea. Pero grandes sucesos, crean grandes cambios. Formulé un nuevo equipo y en 3 meses, hicimos lo que tienes en la mano o tendrás en la mano algún día no muy lejano. Para cualquiera esto es nada… Pero imagínate que te rompes una pierna… ¿Te duele?.. No. Pero sabes que si pasa, te dolerá muchísimo. 

 

Luego de salir de ese hoyo profundo comprendí que La Mafia, Puerto Rico era algo más allá de un simple photo-blog. Entendí claramente que éramos la idea que hacia falta, la amenaza inesperada, la esperanza de la gastronomía puertorriqueña. Sin halagos ni autoproclamación, hemos sido la inspiración para muchos para tomar mando y exclamar las bellezas de nuestro país y eso nos llena de alegría. Aunque conocemos visiones antes que la nuestra debemos de aclarar que no se trata solo de la visión. Se trata del propósito, de la personalización de la idea, de la manera en que se expresa cada una de las palabras y de hacer sentir al lector un lugar donde pertenece y no un plano en blanco para que ella o él llene su imaginación. Se trata de transmitir emociones y verdad. Se trata de vivir para morir con la verdad y no desinformado.

 

Vamos en contra de lo tradicional. No te vamos a meter una piña por donde no te da el sol por más orgánica y saludable que sea. 

 

Atentamente,

La Mafia, Puerto Rico