Restaurantes Locales Pierden Miles de Dólares Por Culpa del Apagón

Te quedaste sin luz, pues… yo también.

Calle Loíza

Calle Loíza

Todo ocurrió el pasado miércoles 21 de septiembre de 2016, mientras la AEE explicaba que el apagón masivo se debía a una avería en la Central Aguirre ubicada en la zona de Salinas. En ese momento la mayoría de nuestros restaurantes locales también se quedaban a oscuras y toneladas de alimentos irían a ser desechados.

La zona de Miramar se vio particularmente afectada, tal es el caso de Ariel en el Hotel Marriot Courtyard que perdió, según proyectado, casi $10,000 solo en productos y $36,000 en proyecciones de ventas. Incluso, el mismo hotel Marriot tuvo que cerrar sus puertas el sábado por la mañana, tras explotar el generador que le suplía a la zona. 

 ...Perdimos 4 turnos de facturación, justo cuando nos tocaba nomina ese viernes, así que fue un golpe al hígado, nos comentó Nicolás Gómez, chef de 1041 Gastronomía de Barrio, y agregó que sus perdidas estuvieron por el órden de los $5,000.

En Soda Estudio de Cocina se perdieron $4,000 en productos y unas proyecciones de $9,000 en oportunidad de ventas. El chef Héctor Rosa, nos comentó que el seguro se ha tardado alrededor de 3 meses en responder en situaciones anteriores y en el mejor de los casos cubre solo una parte de la mercancía. De igual forma comentó: “hay que pelear para recibir el pago”.

Tan grave estuvo la situación, que uno de los restaurantes del área cerrará sus puertas, tras estar una semana sin trabajar y con pérdidas de más de $10,000 en productos, mientras las grandes cadenas extranjeras obtuvieron enormes ganancias a raíz del apagón. Por ejemplo, un restaurante de comida rápida en la Ave. Ponce de León se fue sold-out, mientras los locales fueron fuertemente afectados. 

Por otro lado restaurantes como E.L. Café, que perdieron el jueves completo de ventas y varios alimentos, que ascendieron a $800 en pérdidas, lograron capitalizar al llegar la luz el día viernes, ofreciéndole a su clientela la deliciosa comida que los caracteriza.

En BeShanti, el mercado saludable ubicado en Santurce, también se fue la luz, causando el desperdicio de más de $1,000 en productos verdes, más todos los pedidos de jugos y ventas que se perdieron de miércoles a domingo que suman más de $5,000. El restaurante Nonna, aunque tuvo ayuda de sus restaurantes filiales: Cocina Abierta y Touro, estuvo desde el miércoles por la tarde hasta el viernes sin luz, además de tener cuantiosas pérdidas en ventas, no pudieron montar un evento especial pautado para el jueves 22, el cual todavía no tiene fecha de reposición.

La repostería Double Cake, Santurce, nos informó con evidencia sobre sus pérdidas. La imagen arriba enseña dos de múltiples de las categorías donde ellos se vieron afectados.

La repostería Double Cake, Santurce, nos informó con evidencia sobre sus pérdidas. La imagen arriba enseña dos de múltiples de las categorías donde ellos se vieron afectados.

Café Puerto Rico, restaurante icónico del Viejo San Juan, se mantuvo cerrado de miércoles viernes al medio día. En ventas solamente perdieron alrededor de $5,000, además de $2,500 en alimentos desperdiciados. 

Los food trucks fueron otra historia, la mayoría contaron con plantas eléctricas, logrando sacarle el jugo al apagón. Tal fue el caso de Bento Box, (que siempre están bien ocupados) que el apagón les trajo mas afluencia de clientes hambrientos, y aunque no pudieron cocinar sus famosos noodles y sus té fríos tuvieron unos días de excelentes ventas. 

Por otro lado, nuestro videógrafo perdió como $200 en comida, la mayor parte en col rizado congelado. Oye... ni me preguntes, una locura.

Cocinando Suave, estuvo desde el miércoles cerrado, una semana completa de pérdidas, dejándoles un saldo negativo de mas de $7,000. El sábado a la madrugada llegó la luz a Si No Corro Me Pizzalogrando abrir para la cena, sin embargo perdieron alrededor de $2,000 en mercancías, y mas de $5,000 en falta de ventas. En Punto Medio, local ubicado en Calle Loíza, desde el miércoles hasta el viernes por la tarde estuvieron sin poder ofrecer sus exquisitos cafés y deliciosas tapas. Perdiendo alrededor de $2,000 en falta de ventas. 

1041 Gastronomía de Barrio, Miramar

1041 Gastronomía de Barrio, Miramar

El pasado miércoles todos nos quedamos a oscuras, bajo la sombra de una empresa del estado que actualmente está bajo intervención. ¿Quién o quienes pagaran los platos rotos? ¿Tú crees que el estado o los seguros lo harán?  Lo que sí sabemos es que cada mes aumentan las tarifas de la electricidad y la apatía de la ciudadanía es cada vez mayor. Cada vez son más los gastos, los retos, los obstáculos. Cada vez, damos más y nos quedamos sin menos.

¿Deberán ocurrir cosas peores para que haya una unión ciudadana? 

De todos modos creo que a pesar de todo seguimos creyendo en el talento local, que cada día está en aumento y sigue innovando y buscando soluciones a pesar de todas las dificultades.

Deseamos darle las gracias a todos los conceptos que confían en nuestro trabajo y nos ayudaron a formar este artículo.
 


Fiorella Grioni

@BuscandoAFiorella