#ELÚLTIMO HOPS

Soy amante de las historias. Soy parte del borde del asiento al sentarme y nadar entre los cuentos de cómo el amor comenzó por un chocolate o de cómo un error convirtió un sueño en un sentido inexistente en una realidad. El comienzo de un relato te deja saber de qué estás hecho, qué deseas, de cuán dispuesto estás a creer. Lo más importante es el final. Lo que te permite medir el clímax y comparar si es más placentero el chocolate, un error o un vacío.



Es por eso que HOPS finalizó. #ELÚLTIMO fue el resultado de un evento sumamente elaborado y confeccionado a la perfección para el verdadero amante de la comida. HOPS era una composición armónica entre chefs de nuestro patio, mixólogos y aficionados del sabor y aventuras desconocidas.

HOPS se desarrolló hasta el punto en el cual uno más desbordaba la intimidad y la exclusividad. #ELÚLTIMO fue el ejemplo perfecto de que cuando algo está en su mejor estado, déjalo ir y trabaja en algo mejor; ya sabes de qué estás hecho y la historia depende de tu habilidad de romper paredes y construir puertas.


El pasado 11 de mayo celebramos HOPS • #ELÚLTIMO en Miramar. Gracias a la colaboración del chef Nicolás Gómez de 1041 Gastronomía de Barrio, el chef Héctor Rosa de SODA Estudio de Cocina y el chef Ariel Rodríguez de Augusto’s, un tsunami gastronómico impactó. La elaboración de cada plato, rústico o moderno, sincronizó al segundo el momentum de la actividad, mediante cócteles, buena vibra y afables conversaciones en las caminatas.

Comenzando a las 7pm en 1041 Gastronomía de Barrio, el chef Nicolás Gómez rompió el hambre con una morcilla y durazno; puro impacto acompañado por el cóctel de bienvenida, un refresco de guanábana con Ketel One Vodka, confeccionado por el mixólogo de la noche Carlos Irrizary acompañado por Diego Rivera, ambos parte de World Class Puerto Rico. Acto seguido, los asistentes se deleitaron con un canelón de pato con queso de cabra y arúgula. El segundo coctél de la noche, el Golden Rule, una mezcla de Bulleit Bourbon, miel, limón y romero fue una melodía perfecta con el último plato de 1041: unos gnocchis con una salsa roja a base de cordero y setas. Es-pec-ta-cu-lar.
 

Carlos Irrizary y Diego Rivera

Carlos Irrizary y Diego Rivera

Pasamos a SODA Estudio de Cocina. El salón de atrás estaba preparado para nuestro grupo y chef Héctor Rosa y su equipo sobresalían gracias a la cocina abierta del establecimiento. Con bandana en la cabeza, Rosa comenzó la noche con un plato precioso: tomate local fresco con un gel de miso y parcha, acompañado de queso de cabra de Frutos del Guacabo. El menú de SODA fue acompañado por Piña Ahumada a.k.a Hickory Pineapple, preparado con Johnnie Walker Platinum, piña, dry vermouth y toques de salsa BBQ. Como segundo curso, Rosa presentó una cucharada de maíz deshidratado, donde la sencillez científica arropó a todos. Y aclaro, nunca subestimes la sencillez. Para finalizar, SODA disparó con un pinchito de ribeye criogénico, confeccionado al sous-vide, pasado a ser congelado en nitrógeno y luego frito en grasa de pato. El plato fue acompañado con un majado de pana y trufa.

 

Kaio-ken!

Augusto’s by Chef Ariel Rodríguez en el Marriott de Miramar fue la siguiente y última parada. Con un estilo clásico se rompió la monotonía de comer en la mesa, donde la degustación fue “lounge-y-pico”. Un verdadero "speak-easy"; nadie sabia nada. 

Comenzando con un revoltillo de langosta con caviar osetra, la gente quedó anonadada. Lo interesante de este plato es la pureza y la forma en que se elabora: a fuego lento, el huevo es batido con mantequilla en una olla por 15 minutos, creando una crema riquísima, algo así como una polenta que se deshace en tu boca.

Carlos Irrizary, maestro coctelero de World Class Puerto Rico, sorprendió con un cóctel maestro: Xaman Gin Martini con Tanqueray 10, dry vermouth, salvia y toque de toronja, el cual iba a la perfección con el menú confeccionado por el chef Rodríguez en Augusto's. Seguido por un plato de tartar de ternera, el paladar refrescó y se mezcló con el cóctel y el ambiente como si fuera puro sexo. Luego entra un antojito de ternera frita con vegetales encurtidos y una salsa verde. Para finalizar, el chef Ariel Rodríguez preparó unos S’mores. ¡Clásico! Tan puro, dulce y balanceado que es de esos platos que quieres pedir 18 para llevar. Augusto's está matando la liga. 

Es más, ¡chequéate el video que hicimos!

Dato curioso: Los chefs que participaron de este HOPS han salido en nuestro podcast EL 86. ¡Puedes escuchas sus episodios en iTunes o Soundcloud!

El evento fue un éxito gracias a todos los que colaboraron y permitieron que fuera posible. Gracias a World Class Puerto Rico, Méndez & Co. y a todos los mixólogos que salieron de su rutina y unirse a nuestra familia. Estamos muy agradecidos con todos los chefs que creen en nuestros proyectos, a un público que sabe que esto es más de ellos que nuestro, y a un equipo de trabajo que cree fielmente que la comida nos une.

Entre historias, risas, spanglish y expectativas, logramos cerrar excelentemente una etapa fenomenal de nuestro trayecto. HOPS • #ELÚLTIMO queda quieto y preciso.

Existe pero duerme.

 

Atentamente,

La Mafia, Puerto Rico