MADHOPS • VSJ

El pasado 10 de noviembre de 2015 fue MADHOPS en el Viejo San Juan, una oportunidad fenomenal para quienes desean ir más allá de la puerta que nadie quiere pasar. Ron, vodka, kiwi, costillas, tamales, historia, conversaciones, experiencias, ¡búyaca! Aunque este HOPS fue inspirado en una escena de la serie MAD MEN, es la combinación de la raíz de esta sopa la que hace que lo sucedido sea inigualable, desde la revolución en cada plato hasta nuevas amenazas en la cocina local.

Son las 6 de la tarde y se siente la prisa de los vecinos llegando a sus casas. En el Viejo San Juan suena la cultura, el tráfico que resbala entre la llovizna y los adoquines, la magia de balcones que nos protegen de lo que cae (al menos que sean ellos mismos) y la sensación de que somos muchos los que crecimos allí, no solo con nuestra familia por el día sino también en la noche con los amigos. En la intersección de las calles Sol y Cruz ha nacido una combinación de poderes extraordinarios, cada uno para momentos especiales para cada hora el día. Comienza con un brunch, luego almuerzo, tal vez algo refrescante antes de que caiga la noche y termina bajo las estrellas con una copa de vino pensando en cosas como: ¿Qué quiero de esta vida? ¿Porqué no citamos a los vivos pero sí a los muertos? ¿Porqué seleccioné a Charmander?

En esta esquina surge Sol y Cruz, tres conceptos gastronómicos fenomenales en una misma coordenada. Abajo se encuentra St. Germain’s, en el segundo piso The Mezzanine y en el tercero, Al Fresco. Cada uno con su twist saben transmitir lo suyo, todos participando de MADHOPS, pero todo llevado a cabo en The Mezzanine y en Al Fresco.

Son las 7pm y el grupo de MADHOPS se encuentra en la antigua casa de nuestro fallecido líder político, Pedro Albizu Campos, listos para comenzar una noche sin libreto sobre losetas clásicas de color blanco y negro, periódicos de los años 50 que compartían los arrestos de Albizu y asientos que solo ves en Pinterest… Pero resulta que The Mezzanine tiene como 20 de ellos. Los mixólogos de World Class y la cocina de Sol y Cruz se sincronizan al minuto y comienzan a abrir puertas nítidas en un ambiente íntimo y calmado. Sol y Cruz comienza con una crema de queso brie y champiñones rociada con nueces y pasas secas con pan baguette tostado. Luego, Sergio Reyes, bartender de World Class, junto a Diego Rivera (egresado del programa Learning Skills for Life de Diageo) nos sorprenden con el primer cóctel, uno ligero, liviano, con bases de limón, jengibre, manzana y Ketel One, excelente para comenzar la noche y combinarlos con el segundo curso de Sol y Cruz, un duo de taquitos de carnitas de cerdo y pescado empanzado con Mezzanine’s Slaw. Chócala ahí.

Para terminar en The Mezzanine, Sol y Cruz compartió unos chorizos con conserva de higos salteados en vino y ron, rociados con aceite de albahaca y una rebanada de pan baguette. Realmente preparando al grupo para la próxima experiencia.

@ El Catorce. Cóctel por World Class Puerto Rico.


El tiempo corre y HOPS fluye sin problema. Son las 8:15pm y mientras baja la lluvia, nos preparamos para el segundo round: El Catorce. Posiblemente ya muchos conocen El Catorce por nuestro escrito que llevó a este concepto al conocimiento de los foodies locales -> EL CATORCE. (oprime AQUÍ para leer el escrito) Esta fue la primera vez que Mariano y Lourdes, los propietarios de El Catorce, salen a la luz, y nuestra primera primera interacción con ellos. Volviendo a HOPS, no podemos decir donde queda este establecimiento, solo quienes deciden ir y comunicarse con ellos sabrán.

Costilla @ El Catorce.

Costilla @ El Catorce.

Al llegar a El Catorce, Mariano y Lourdes nos reciben con música de los tiempos de la serie de televisión y un olor a parrilla, fuego, plomo, carne y pasta que te ponían a rezar 8 Padre Nuestros. Salud. El Catorce comenzó la noche con unos fettuccines de tomate a la carbonara (de Mariano) con pollo braseado en vino blanco, mientras Sergio y Diego comienzan a confeccionar el cóctel especial para El Catorce. Con Ron Zacapa 23, canela, chocolate y naranja, World Class impactó la vibra tradicional y trascendental de un Old Fashion para combinarlo con la costilla de res a la parrilla/auténtico asado argentino, calabaza a la brasa, arúgula y queso de cabra. Para culminar la noche en El Catorce, el concepto calma la intensidad carnívora con unas peras a la parrilla con reducción de cabernet sauvignon y queso duro.

La experiencia aquí fue fenomenal, especialmente cuando Lourdes tomó de su tiempo para explicarles al grupo de su origen, de su estilo entre rústico y moderno, de sus clases de pasta y del porqué se llaman El Catorce. Fue algo íntimo, como cuando un amigo te dice algo memorable luego de no verlo por mucho tiempo, o te dicen te quiero por primera vez o cuando vuelves a ver Star Wars: Return Of The Jedi. Ahh… Siempre.


Al pasar al último establecimiento, ya vemos como el grupo se ha unido y conocido, compartiendo momentos de la vida, subiendo escaleras a un lugar precioso, haciendo el cardio de la semana y llegando a Al Fresco. Este concepto se especializa en vinos y tapas bajo la luna y música para buen ambiente, compartiendo con HOPS su talento. Al Fresco comienza su degustación con una vieira sellada al sartén en mantequilla y limón envuelta en prosciutto, montada en salsa de parcha y rociada con salsa unagui y semillas de sésame negro y tobiko, mientras los conocedores de World Class parean el inicio de esta experiencia gastronómica con un coctel sólido y divertido: Tanqueray No. Ten, miel, jengibre, albahaca, kiwi y limón. De segundo plato, Al Fresco presentó un tamal de yuca con salpicón de pollo, envuelto en hojas de espinaca y wakame, en una salsa con base de piquillo y olek.

Como postre, Al Fresco impresionó con su mantecado de macadamia, sabayón y queso brie con fresas rostizadas sobre reducción de vino y tarragón. Sergio Reyes finalizó su rundown de cócteles con una creación especial entre Bulleit Bourbon, Cointreau, sirope de arce y jugo de limón. World Class supo darle en el clavo a esta.


Para que sepas, World Class es una plataforma global que se lleva a cabo en Puerto Rico (y en 50 otros países) para elevar la industria de la coctelería, celebrar junto a los consumidores e inspirar a bartenders a hacer creaciones memorables con el portafolio de Diageo Reserve, que junta las marcas de lujo mas destacadas a nivel internacional. Con licores de lujo como Ron Zacapa, Ketel One y Ciroc, Tequila Don Julio, Tanqueray No Ten, Bulleit Bourbon y otros, han podido identificar y tonificar las frecuencias alcohólicas fenomenales para llegar a su público deseado; o sea, nunca he visto a nadie tomarse un cóctel de World Class usando unas Crocs.

World Class Puerto Rico está buscando crear una consciencia adelantada del conocimiento que tenemos sobre la coctelería, especialmente sobre las creaciones originales locales. Desde cocteles para hacer en la casa, hasta restaurantes y competencias internacionales, ya World Class Puerto Rico ha comenzado a dirigirse en una dirección única; el futuro es ahora.

Gracias a Brands of Puerto Rico, World Class Puerto Rico, Sol y Cruz (St. Germain’s, The Mezzanine, Al Fresco), El Catorce y a DOT Communications por ser parte de algo extraordinario. ¡Pronto volvemos con HOPS en otra área magnífica de nuestra linda jungla de concreto!

 

Atentamente,

La Mafia, Puerto Rico